ESP / ING

Hernia discal

La columna vertebral está formada por huesos separados cada uno de ellos por un resistente cojín amortiguador de golpes que se denomina disco intervertebral.

Los discos intervertebrales están compuestos por un núcleo de material mullido rodeado por un anillo fibroso extremadamente resistente.

Con la edad, La degeneración de los discos intervertebrales se produce por el envejecimiento natural de los discos.

También pueden producirse fisuras en la parte posterior del anillo fibroso a través de las cuales puede filtrarse parte del núcleo.

Más del 50% del promedio de la población padece una hernia discal asintomática, se desconocen los motivos por los que una hernia discal pasa a ser sintomática.

En la mayoría de casos, un tratamiento conservador puede aliviar los síntomas de una hernia discal, solo una pequeña proporción de pacientes puede que necesiten tratamiento quirúrgico.

Una hernia discal provoca una irritación química y mecánica de la raíz nerviosa más cercana, en el caso de hernia lumbar, se manifiesta con un dolor irradiado en la parte anterior del muslo o en las nalgas y en la parte posterior de la pierna hasta el pie. Si el dolor afecta al brazo, podríamos encontrarnos ante una hernia cervical.

El médico deberá llevar a cabo varias pruebas para determinar qué tipo de dolor provoca la hernia discal. Es importante llevar este control ya que por ejemplo síntomas como pérdida de control vesical o intestinal se consideran graves y debe solicitarse atención médica inmediata.

En cuanto al tratamiento algunos médicos recomiendan fisioterapia o terapia de manipulación, pero no existen pruebas sobre la eficacia de estos tratamientos.

En algunos casos es posible que le sugieran un tratamiento conocido como denervación por radiofrecuencia para el tratamiento del nervio afectado por la protrusión.

En algunos casos en los que la hernia discal provoca dolor agudo y molestias, es necesario realizar una intervención quirúrgica.

Esta operación suele consistir en una incisión en la parte anterior del cuello o en la espalda para retirar el disco herniado y poder aliviar la compresión que estaba produciéndose sobre el nervio. Lo más recomendable es que contacte con un profesional lo antes posible para no agravar la situación.

Mi situación

Regístrate para recibir nuestra newsletter cuando publiquemos nuevos artículos

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.