ESP / ING
(MAD) 915 504 877
(CR) 926 255 008

Osteoporosis

La osteoporosis es una afección que reduce la densidad y la calidad del hueso. La densidad se refiere a la masa ósea (densidad mineral ósea) y la calidad a las fibras óseas.

La osteoporosis provoca que los huesos pierdan fuerza y se vuelvan más frágiles y porosos, lo cual aumenta el riesgo de fractura.

Es una enfermedad que puede afectar a todos los huesos del cuerpo. Sin embargo, algunos huesos, como los de las muñecas, el fémur o los huesos de la columna son más propensos a desarrollar síntomas o fracturas debido a su estructura anatómica y a la exposición mecánica a cargas más pesadas.

La pérdida de fuerza mecánica puede provocar fracturas en la columna sin ninguna lesión previa.

Las fracturas vertebrales pueden tener consecuencias graves, como pérdida de altura, dolor de espalda intenso y deformidad (a veces conocida como hipercifosis). Suele mejorar en unas 3 a 12 semanas, a medida que se recupera la fractura y no presenta efectos secundarios.

En ocasiones, especialmente cuando hay varias fracturas, esto puede provocar deformidades y pérdida de equilibrio en la columna.

Debido a la capacidad de la columna para autoregenerarse, las fracturas asintomáticas son frecuentes: tras un periodo de dolor de espalda, el paciente mejora y se olvida del suceso.

No todas las facturas vertebrales que se producen en personas de avanzada edad se deben a la osteoporosis. Debe comprobarse que existe osteoporosis antes de empezar un tratamiento. Antecedentes de fracturas vertebrales, de muñeca o de cadera podrían indicar que existe osteoporosis. Para obtener una prueba más fiable debe ponerse en contacto con alguno de nuestros especialistas.

Tratamiento no quirúrgico


Existen medicamentos que inhiben o retrasan la pérdida de masa ósea (bisfosfonatos u hormonas, entre otros) y estimulan la formación ósea. En general, la ingesta de calcio para mejorar la calidad del hueso puede llevar meses o incluso años. Por lo que este tratamiento debe mantenerse durante un largo periodo y debe realizarse un seguimiento periódico de los pacientes. El calcio y la vitamina D son importantes en el tratamiento médico de la osteoporosis.

Tratamiento quirúrgico

Los objetivos principales del tratamiento quirúrgico pueden resumirse en los siguientes puntos:
1. Alivio del dolor
2. Estabilización de la vértebra fracturada
3. Reducción de la deformidad
4. Eliminación de la presión sobre la médula espinal
5. Enderezamiento de la columna

La estabilización y el alivio del dolor pueden tratarse con cifoplastia o vertebroplastia, que consiste en la introducción de un tipo de “cemento” óseo en el hueso. Si existe una deformidad en la columna, a veces puede solucionarse con una intervención quirúrgica más importante con instrumentos vertebrales.

Mi situación

Regístrate para recibir nuestra newsletter cuando publiquemos nuevos artículos

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.