ESP / ING
(MAD) 915 504 877
(CR) 926 255 008
dolor de espalda frio iacolumna

¿Qué relación existe entre el frío y el dolor de espalda?

Siempre se ha dicho que con la bajada de las temperaturas se acentúan ciertos dolores. De hecho, según estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS), se estima que alrededor de 568 millones de personas en el mundo padecen dolores de espalda durante el invierno.

Hay que aclarar de antemano que no existe una relación directa entre la bajada de temperaturas y el dolor de espalda, sino que normalmente, cuando llega el invierno y tenemos frío, la postura que adoptamos es de encogimiento y esto hace que sobrecarguemos la musculatura.

Desde IAC, como mejores especialistas en columna vertebral, te explicamos hoy cómo puede afectar el frío a nuestra espalda y qué medidas preventivas debemos tomar.

¿Por qué me duele la espalda cuando hace frío?

¿Quién no ha escuchado alguna vez la expresión de “tener el frío metido en los huesos”? Comúnmente se tiende a pensar que el frío y la humedad son causantes los dolores de espalda. Esto es debido a que durante las olas de frío se produce un cambio brusco de presión atmosférica, y las personas que previamente tenían alguna dolencia en la columna vertebral o reumatismo notan sus articulaciones más rígidas e incluso sienten dolor.

De hecho, es frecuente que muchas personas con problemas de artrosis en la columna vertebral, puedan padecer algún tipo de dolor en el cuerpo antes de que llueva, y esto no es debido a la presencia del agua en sí, sino a la disminución de la presión atmosférica.

Por tanto, el frío es considerado como un agravante de los síntomas en dolencias como los problemas musculares, óseos o articulares, ya que tendemos a encogernos como reacción natural para evitar perder calor corporal. Esto también hace que seamos más propensos a calambres o espasmos que provocan rigidez en los músculos de la espalda, dando lugar a contracturas en esa zona.

También, hay personas más susceptibles a los cambios de temperatura y la presión atmosférica, lo que se conoce como meteorosensibilidad, y suele darse sobre todo en personas mayores y en mujeres, cuya sensación de frío es mayor.

A su vez, también influye lógicamente el clima del área geográfica de la persona y la humedad de su vivienda. Por ejemplo, vivir en una casa que tenga problemas de humedades tampoco ayuda a que los síntomas de estas patologías no aparezcan con más intensidad, ya que, como hemos dicho, el frío y la humedad hacen que estemos más contraídos, y eso nos provoque más contracturas o problemas en la espalda.

Sin embargo, como hemos aclarado antes, estos factores no causan enfermedades o padecimientos en la espalda, aunque sí podrían acentuar algunos síntomas.

Entonces, ¿Qué medidas podemos tomar para evitar el dolor de espalda causado por el frío? Te lo contamos a continuación, pero, ante el menor síntoma, lo mejor es contactar con especialistas en columna vertebral para un diagnóstico y evitar así el agravamiento de dolencias que ya se tienen.

Medidas preventivas para el dolor de espalda

Estas indicaciones que hoy os traemos son siempre de carácter informativo, y no serán suficiente si por ejemplo el problema radica en la humedad de la edificación.

Como medidas preventivas, desde IAC podemos citar:

– Limitar las horas de exposición al frío.

– A la hora de trabajar, adaptar el vestuario al clima, así como usar herramientas que se puedan utilizar fácilmente con guantes.

– En el trabajo, mantén siempre una buena postura para evitar la sobrecarga muscular. Ante cualquier dolencia, siempre será conveniente consultar a mejores especialistas en columna vertebral.

– Igualmente, a la hora de hacer deporte, ir siempre protegido del frío, sin dejar la zona lumbar al descubierto, ya que puedes sufrir una lumbalgia muy desagradable.

– Relacionado con lo anterior, busca hacer ejercicio en las horas centrales del día, cuando las temperaturas son más agradables.

– Evita los cambios bruscos de temperatura y limitar la exposición al viento y a las corrientes de aire.

– La adecuación de una habitación climatizada para reducir así el impacto del frío en la espalda

IAC, mejores especialistas en columna vertebral

Es importante cuidar la salud, adaptando el modo de vida a los cambios de presión atmosférica y temperatura. Desde IAC recomendamos que, para contrarrestar los malestares causados por el frío en nuestra espalda y aliviar síntomas de dolor debemos cuidar la postura durante estas olas de frío, realizar ejercicios de calentamiento en zonas como hombros, cuello y espalda, así como proporcionar calor localizado con mantas térmicas o bolsas de agua caliente y de semillas.

Sin embargo, como hemos recalcado antes, si anteriormente se padecía alguna dolencia, es importante buscar un diagnóstico en especialistas en columna vertebral para una revisión exhaustiva que descarte y frene el agravamiento de alguna enfermedad.

En IAC contamos con una amplia experiencia y un equipo multidisciplinar altamente cualificado con formación internacional en columna vertebral, por lo que podemos ayudarte a definir la causa de tu dolor y buscar un tratamiento eficaz.

¡No se han encontrado publicaciones!

Regístrate para recibir nuestra newsletter cuando publiquemos nuevos artículos

¡No hacemos spam! Lee nuestra política de privacidad para obtener más información.